Tumbaya

Altiplano argentino (Tumbaya, Jujuy, Argentina).
Tumbaya es un departamento, cuya ciudad cabecera es homónima, ubicada en la provincia de Jujuy, noroeste de la República Argentina. Según el Censo Nacional de Población de 2001 (INDEC), su extensión es de 3.442 km. cuadrados, dentro de los 53.219 km. cuadrados de la provincia de Jujuy. Su población es de 4.583 habitantes, lo que representa aproximadamente un 0,75% de la población de la provincia, y la densidad de población es de 1,3 persona por km. cuadrado. Dentro de esta población, hay 2.303 varones y 2.280 mujeres, que viven en los 1074 hogares y las 12 instituciones colectivas existentes. La región geográfica en la que se encuentra Tumbaya es conocida como NOA (Noroeste Argentino), y dentro de Jujuy se sitúa dentro de la Quebrada de Humahuaca. Tumbaya se encuentra a 45 km. de San Salvador de Jujuy, capital de la provincia. Esta zona es la más antigua región de asentamientos indígenas (Kollasuyo, provincia del sur del imperio Incaico). Es una zona postergada, la cual no posee en su territorio buenas obras de infraestructura, donde el índice de analfabetismo es alto y la mortalidad infantil, como los niveles de pobreza e indigencia son considerables. La población equivale al 5% de la población rural de la provincia, con una población de las cuales 1.520 personas tienen NBI. La economía de este pueblo se basa en el trabajo agrícola-ganadero, formando el turismo y otras actividades un segmento secundario de la realidad económica.

Purmamarca

Geografía

El pueblo de Purmamarca, (en lengua Aimara purma significa desierto y marca ciudad, literalmente “pueblo del desierto”, pero desierto en dicha lengua significa también la tierra inculta, no tocada por la mano humana, de allí que la traducción más adecuada en esta lengua sea “pueblo de la Tierra Virgen”[1] y en quichua “pueblo del león”) sobre la Ruta Provincial Nº 16, a 4 km al oeste de la Ruta 9, a 65 km de San Salvador de Jujuy y a 22 km de Tilcara. Quizás sea el más pintoresco y encantador pueblo de la quebrada de Humahuaca aunque geográficamente pertenezca a otra quebrada transversal homónima, rodeada por sierras multicolores. La ancha Quebrada de Purmamarca, semeja un gran valle frente al río Grande. Son típicos los cardones del ecosistema de los cerros y dan una característica propia a la región.

Economía

Antiguamente relegado de los ejes comerciales de la provincia de Jujuy, la zona tomó hace unos años un modesto impulso económico a raíz de dos acontecimientos distintos aunque vinculados:
Por un lado, el pueblo ha quedado integrado en el llamado eje Capricornio[1], parte del corredor bioceánico del Mercosur, siendo la quebrada donde se asienta la localidad zona de tránsito, vía la cuesta del Lipán, al Paso de Jama, único paso del eje completamente asfaltado y transitable todo el año. Si bien el paso no ha generado actividades económicas de servicio vinculadas al mismo en el pueblo, ha abierto una ruta al turismo trasandino.
cuesta del lipan
Cuesta del Lipán, corredor a Chile.
Por otro lado, la declaración de la Quebrada de Humahuaca como Patrimonio de la Humanidad ha aumentado también la actividad turística en la zona. Al respecto tanto las características de los habitantes del pueblo, conservadores respecto de su tradicional y tranquilo estilo de vida y del estilo arquitectónico del pueblo, cuanto las bellezas naturales de su entorno (el pueblo se halla al pie del Cerro de los siete colores y desde él parte el Paseo de los Colorados) convierten a la villa en un magnífico lugar de descanso y contemplación.
Vinculadas a este movimiento turístico las actividades económicas del pueblo son la confección y venta de artesanías, la pequeña hostelería y el alquiler de tours a las regiones cercanas sobre todo a las Salinas Grandes y la Laguna de Guayatayoc, espejo de agua en plena puna donde pueden observase distintas especies de aves, entre ellas una especie endógena de flamencos rosados.

Historia

A la llegada de los españoles por los purmamarcas, parcialidad perteneciente al pueblo Omaguaca, la cual, a diferencia de otros pueblos originarios del actual territorio argentino fue fuertemente influída por la cultura incaica en los años previos a la conquista, siendo integrada a su imperio, más específicamente a la región del Collasuyu.
La actividad principal de este pueblo era la agricultura, principalmente la siembra del maíz, para lo cual construyeron andenes de cultivo a la manera incaica. También domesticaron la llama y aprovecharon la carne, el cuero y la lana de ésta y otros camélidos americanos.[2]
Las condiciones del terreno, surcado por quebradas que se estrechan (estratégicas para la emboscada), la belicosidad de los omaguacas, y los asentamientos de dicha etnia, ubicados tierra adentro respecto de la costa, hizo que esta zona fuera conquistada tardíamente incluso respecto de las tierras ubicadas al sur y al este (Santiago del Estero (1553), Tucumán (1565), Córdoba (1573) y la última fundación de Jujuy, puerta de la Quebrada, recién en 1593).
Sin embargo han bordeado desde antes sus márgenes las expediciones de Diego de Almagro y Diego de Rojas, en arrebatada búsqueda de la mítica Ciudad de los Césares.
Por la belicosidad de sus habitantes la resistencia a la conquista fue tenaz y prolongada, siendo Purmamarca sede de uno de los últimos y masivos alzamientos contra la colonización española en la región, Viltipoco, Curaca de Purmamarca llegó a contar con un ejército de más de 10.000 hombres que, al dominar en la zona de la Quebrada de Humahuaca, llegó a aislar al Tucumán del Virreinato del Perú, al cual por ese entonces pertenecía. Sólo una traición hizo que los españoles apresaran a Viltipoco en esta misma localidad.
La Iglesia es de 1648, (bello dintel de su puerta principal). Consagrada a Santa Rosa de Lima. Su fiesta patronal se celebra el 30 de agosto, cuenta con actos religiosos, sikuris, misachicos con acompañamiento de erkes y bombos. Fue declarada Monumento Histórico Nacional en 1941, de arquitectura sencilla, muros de adobe, techo de cardón y torta de barro, una nave única y angosta. En el interior hay pinturas de la Escuela Cuzqueña del s XVIII, y objetos de valor artístico. Abre de lunes a sábados de 8 a 12:30 y de 16 a 20. Domingos 9 a 12 y de 18 a 21.

Turismo

El entorno de Purmamarca es bellísimo: el cerro de los siete colores y el río Purmamarca. La imponente belleza de los cerros “rojos” del Paseo de los Colorados es un recorrido obligado para todos. Se realiza en vehículo, o a pie. Se ingresa desde la entrada del pueblo, son 4 km y para peatones, existen caminos secundarios y cortadas.
La Feria Artesanal funciona en forma permanente. A poca distancia hacia Susques, está el Yacimiento Arqueológico de Huachichocana.
Desde el mismo pueblo parten tours hacia las Salinas Grandes y la Laguna de Guayatayoc , veradera reserva aviaria donde pueden observarse flamencos rosados (Guayatayoc deriva del quichua guayata [wayata o huayata], un ganso salvaje de la zona, y yok que significa donde hay, siendo entonces el lugar donde hay guayatas[3] ), todos estos tours atraviesan la cuesta del Lipán, que ya es en sí un atractivo turístico de naturaleza imponente.
El culto a los muertos tiene una gran significancia entre los habitantes de los pueblos de la quebrada. Visitar el cementerio es un encuentro con el pasado y sensaciones encontradas en la originalidad de las construcciones en honor al difunto.

VolcánVolcán es una localidad de Jujuy, Argentina. Se encuentra a 41 kilómetros de San Salvador de Jujuy, a la vera de la Ruta Nacional Nº 9.
La villa de Volcán nació en el año 1905, con el trazado del ferrocarril que trepó la quebrada. La estación, que fue el último en el recorrido ferroviario de la región, se complementó con un importante taller de reparaciones.
La espesa vegetación del bosque subtropical, que río abajo cubre las faldas de los cerros -el Chañi y sus ramificaciones-, es sustituida por cactáceas y arbustos aislados que apenas salpican las montañas desnudas y fuertemente coloreadas en verdes, ocres y rojos de la quebrada.
El clima es templado. En invierno desciende mucho la temperatura. Soplan vientos de julio a agosto, con pocas lluvias de diciembre a abril.
La tierra, en la zona, es árida, sin embargo, se cultivan cereales: especialmente alfalfa, maíz, trigo, cebada, papas y vid; los duraznos y manzanas son de gran sabor, y también peras. Las maderas son las de sauce, cardón, tolla, algarrobo y llapán.
La ganadería tiene relativa importancia: vacunos, caballos, burros, mulas, ovejas y cabras. Los animales silvestres más comunes son vicuñas, pumas, ciervos, guanacos, zorros, gato montés, chinchillas, águilas, patos, cóndores, vicuñas, guayatas.
La sal que se extrae de las Salinas Grandes representa fuente de recursos para sus habitantes, al igual que la explotación de las borateras (borato de cal) del distrito del Moreno. En las faldas del Chañi aún se mantienen las vetas de plata, cobre, hierro y plomo, que hallaron los conquistadores españoles

2F0I9790_Salinas Grandes. Jujuy

Salinas Grandes, una de las mayores depresiones de la provincia con más de 12.000 has. de sal a cielo abierto.


Ver mapa más grande

Total Views: 3382 ,

Comments are closed.


Hit Counter provided by Seo Packages